Cómo mantener limpia el agua de la pileta

Si conservamos nuestra pile limpia, evitamos tener que vaciarla y llenarla muchas veces. De esta forma, ahorramos dinero, tiempo y, además, ayudamos a cuidar el agua.

Cada vez son más las personas que recurren a nuevos productos y sistemas para mantener la piscina limpia y evitar renovar el agua de forma seguida. A continuación, te compartimos algunos consejos útiles.

El mantenimiento de nuestra pileta se divide en tres categorías:

Físico
Esta categoría tiene que ver con el sistema de filtrado.

Químico
Está relacionado a los productos químicos que se aplican en el agua, como el cloro.

Humano
Es el tiempo que le dedicamos.

Filtros y electrobombas para piletas
El sistema de filtrado nos ayuda a retener la suciedad de mayor volumen, como hojas, papeles y pelos, entre otras cosas. Este tratamiento, requiere de la instalación de distintos equipos y accesorios como: bombas, filtros, skimmers, retornos, tomas de fondo, etc.

Limpiafondos
Los limpiafondos o barrefondos están diseñados para aspirar los residuos alojados en el fondo de la pileta.

Cepillos
Están desarrollados para quitar la suciedad que se pega a las paredes de la piscina.

Sacahojas
Uno de los accesorios más conocidos. Cuentan con una red para recolectar hojas y residuos que pueden haber caído en el agua durante la noche.

Productos químicos
Mantener una pileta libre de bacterias es fundamental para garantizar nuestra salud. El mantenimiento químico es el principal protagonista de esta etapa del mantenimiento.

El cloro probablemente ser el producto más conocido por todos. Esta poderosa sustancia, se encarga de matar bacterias, como Salmonella y E. Coli, además de otros gérmenes que pueden provocar enfermedades como  diarrea u otitis.

También podemos utilizar otros productos, como el Alguicida, que sirve para descartar las bacterias que el cloro no puede eliminar, como las algas y los hongos, entre otros.

Control del PH
Cuando notamos que el agua está de color verde, o turbia, debemos medir el PH.  Lo ideal, es que se mantenga en un valor de entre 7,2 y 7,6. Existe una variedad de productos para regular y medir este factor. Te recomendamos que utilices un test kit, que contiene reactivos para medir estos niveles. Regular el PH es el primer paso antes de aplicar los productos químicos.

Abrir chat
Bienvenido a Boness, esperamos tu consulta.