Consejos para ahorrar hasta un 80% de gas

A raíz del reciente aumento de gas, es necesario tomar conciencia del uso excesivo del mismo no solo para la protección del medioambiente, sino también para el cuidado del bolsillo.

Es por esto, que brindamos algunos consejos que acercan al usuario a una práctica de conciencia ambiental y de ahorro de energía, alentando una mejora en la calidad de vida de todos.

En cuanto al agua, proponemos que al momento de ducharse se abra primero el agua fría y luego regular con el agua caliente. Se puede crear una playlist musical de 10 minutos para medir el tiempo del baño. Para la vajilla, aconsejamos cerrar el agua durante el enjabonado y utilizar agua caliente solo cuando es necesario. De esta manera, se ahorra gas para el calentamiento del agua.

En lo que respecta a este último punto, hay una apuesta en nuestro país para la producción de termotanques solares, con los cuales se reduce hasta un 80% del consumo de gas o electricidad aplicada para el calentamiento de agua sanitara, certificado por el INTI. ¿Cómo funciona? El termotanque solar se complementa con el actual termotanque (a gas o eléctrico), ya que el agua ingresa precalentada por energía solar,  ofreciendo una solución perfecta para una instalación doméstica o industrial, con el objeto de reducir notablemente el consumo energético.

Sumando consejos cotidianos para  reducir costos en la factura, sugerimos utilizar la hornalla adecuada al tamaño del recipiente para cocinar. Cuando se alcance el punto de ebullición, una sugerencia es reducir el fuego. Además, no agregar sal antes del hervor puede colaborar al ahorro ya que esta aumenta el punto de ebullición.

En las épocas de bajas temperaturas, calefaccionar solo los ambientes que estén en uso. No se deben dejar los artefactos en piloto, sino apagarlos y prenderlos cuando se los requiera. Aconsejamos no utilizar hornos y anafes para aumentar la temperatura de un ambiente, puede resultar peligroso y consume más gas que una estufa.  Una vez finalizadas las tareas del hogar que requieran el uso de gas, recomendamos cerrar la llave de paso.

 Utilizar electrodomésticos etiquetados de Eficiencia Energética “A” puede reducir notablemente los costos de la factura de gas y electricidad. ¿Qué significa eficiencia energética? El concepto de eficiencia energética se refiere a la administración adecuada del uso de energía. Esto implica utilizar sólo aquella que resulte necesaria para llevar a cabo un proceso y discontinuar su uso una vez que finalizó. De esta manera, además de cuidar el ambiente, se logran importantes ahorros económicos. 

Ahora bien, para comprar un producto de eficiencia energética, se debe verificar la etiqueta que ordena los artefactos según las clases de eficiencia. Este etiquetado de eficiencia energética es un sistema de clasificación de los equipos eléctricos y a gas que permite conocer su eficiencia en el uso de energía durante su funcionamiento. La escala presenta siete clases de eficiencia, las cuales se categorizan por medio de letras y colores: el color verde y la clase A corresponden a los equipos más eficientes, mientras que el color rojo y la clase G están asignados a los aparatos menos eficientes. Esta clasificación se realiza mediante etiquetas informativas adheridas a los productos que brindan información a los consumidores.

¿Para qué sirve la etiqueta? La etiqueta proporciona información para que los consumidores puedan tomar una decisión más consciente y seleccionar  la alternativa más eficiente. Lo que se busca es reducir el consumo de energía y por ende disminuir las emisiones de gases que contribuyen al calentamiento global.

Por último, en este contexto de emergencia energética por la que está atravesando el país, generar conciencia acerca del consumo responsable se vuelve indispensable, así como también, informar sobre las alternativas que existen para reducir el gasto de energía en los hogares.

Abrir chat
Bienvenido a Boness, esperamos tu consulta.