¿Cuál es la temperatura adecuada para el agua de una piscina?

A todos nos gusta que la temperatura del agua de la piscina sea la perfecta, ni muy fría ni demasiado caliente. Sin embargo, definir qué temperatura es la perfecta  va a depender de varios condicionantes. En primer lugar, la percepción o tolerancia al frío o al calor de cada uno de nosotros. No todos tenemos la misma sensibilidad a la temperatura. Lo que para unos es un agua helada, para otros está bien y otros la considerarán un agua demasiado caliente para el baño.

Te contamos más sobre la temperatura del agua en piscinas

BAÑARSE EN AGUA HELADA

Existen personas que son amantes de los baños en agua fría. Incluso, son conocidos los beneficios que esta práctica puede tener para la salud de los bañistas. En determinados países nórdicos es habitual bañarse en agua helada. Sin embargo, la mayoría de nosotros preferimos que el agua de nuestra piscina tenga una temperatura agradable.

La temperatura del agua más adecuada para tu piscina

Se considera que el rango de temperaturas más adecuado para el baño en una piscina está entre los 24° C y los 30° C. Por debajo de los 24° C el agua se percibe como demasiado fría. Por encima de 30° C el agua estará bastante caliente y será más adecuada para un spa o  aguas termales.

Los factores que influyen en la temperatura del agua

Dentro de este rango de temperaturas hay un factor muy importante a tener en cuenta, y es el tipo de actividad que se va a realizar en la piscina. No necesitamos la misma temperatura  si vamos a nadar muy intensamente que si vamos a estar  simplemente “en remojo”. La percepción tampoco será la misma si el bañista es un niño muy pequeño, un joven o un anciano. Tampoco si vamos queremos disfrutar de un masaje instalando elementos de hidroterapia.

También influirá el tamaño y forma de la piscina. Si la piscina es pequeña se calentará con facilidad. El color del revestimiento puede variar la temperatura del agua.  Mucha influencia tendrá la temperatura exterior, así como otras condiciones climatológicas, como es, por ejemplo el viento.

Como pauta general se considera que 24°C es una buena temperatura si se va a practicar natación de manera muy intensa. Para nadar con menor intensidad y divertirse en el agua una temperatura de 28°C es perfecta, 30°C será  para relajarse y entre 32°C y 34°C para una piscina con masaje.

Cómo calentar el agua de la piscina

Pero una gran mayoría de personas utiliza su piscina para nadar un poco y divertirse, por lo que conseguir una temperatura estable es necesario. Para ello, y sobre todo si queremos alargar la temporada de baño y disfrutar de nuestra piscina durante más meses, una bomba de calor o paneles solares es imprescindible.

Con una bomba de calor conseguiremos climatizar el agua a la temperatura perfecta. Las nuevas bombas con tecnología Inverter son muy eficaces y silenciosas. Además, hay modelos muy económicos y consumen mucho menos de lo que se piensa.

La climatización solar mediante paneles solares funciona mediante paneles solares flexibles, que suelen colocarse en el techo disponible del hogar. Estos paneles están formados por microtubos que absorben los rayos UV del sol y por el cual a medida que circula el agua va tomando temperatura

Abrir chat
Bienvenido a Boness, esperamos tu consulta.